Ventajas del pan congelado para la hostelería

Para un establecimiento de hostelería, contar con una firma especializada en venta de pan congelado en Castellón es toda una ventaja porque el local podrá ofrecer siempre pan recién hecho a todos sus clientes, algo que no ofrecen todos estos establecimientos. En este artículo te vamos a enumerar algunas de las ventajas que tiene el pan congelado para el sector hostelero.

Algunas ventajas del pan congelado para el sector de la hostelería

Con el pan congelado se aumenta la fecha de caducidad del pan, lo que podría definirse como vida útil del mismo dado que se mantiene en perfecto estado en el congelador, con lo que si se tiene un buen stock, se podrá proporcionar a todos los clientes todo un surtido de panes para satisfacer todos sus gustos y preferencias.

Otra de las grandes ventajas es el ahorro que supone. Muchos establecimientos compran barras de pan diariamente, pero no saben exactamente cuántos clientes van a tener o si van a venderlo todo.

El pan diario no se puede vender al día siguiente, por lo que si se compran 50 barras y solo se ha vendido el equivalente a 30, hay 20 barras de pérdida, algo que no pasa con el pan congelado. Esto viene muy bien a cualquier negocio de estas características porque controlar los gastos es algo básico.

A pesar de estar congelado, se trata de un producto que se hace en muy poco tiempo, poco más de 10 minutos, lo que asegura siempre un pan recién hecho con todas las propiedades y ese característico sabor y textura que tanto nos gusta.