Ideas para aprovechar el pan duro

Contar con el suministro de una firma especializada en venta de pan congelado en Castellón nos proporcionará la posibilidad de tener siempre pan recién hecho y con el mejor sabor. Una vez descongelado el pan no hay que volver a congelarlo, por lo que tendremos que hornearlo y si no lo gastamos todo siempre se puede aprovechar al máximo lo que sobra.

Cómo se puede utilizar el pan duro

Una de las formas más comunes para utilizar el pan duro es haciendo pan rallado. Para ello, hay que esperar a que se ponga lo más duro posible, trocearlo y meterlo en el procesador o robot de cocina, dejarlo en unos minutos y tendremos el pan rallado listo para cocinar.

Si ya tienes demasiado pan rallado, otra alternativa que puedes hacer son picatostes o costrones de pan para utilizar como acompañante de sopas, purés y cremas, sobre todo si también se acompaña con un poco de huevo duro y taquitos de jamón. ¡No podrás resistirte!

Puedes preparar canapés cortando diferentes rebanadas de pan sobre los que poner tus alimentos preferidos y metiéndolo todo al horno, haciendo una especie de montaditos calientes a los que seguramente no podrás resistirte.

Como última opción, aunque hay muchas más, puedes preparar un delicioso pan de ajo, algo muy fácil de preparar y que resulta delicioso para muchas personas. Pan, ajo, mantequilla y perejil, son los principales ingredientes para esta elaboración que te permitirá reutilizar el pan de nuevo. Siempre es una buena alternativa para esos días en los que se come o se cena en plan de picoteo.