El falso mito de que el pan engorda

No importa si compramos el pan recién hecho o contamos con los productos de un distribuidor de masas congeladas en Castellón, sobre el pan hay un gran número de mitos, como por ejemplo que es un alimento que puede llegar a engordar demasiado.

El mito de que el pan engorda


Parece que muchas personas se han puesto de acuerdo en afirmar que el pan engorda, uno de los mitos más extendidos, sobre todo en nuestro país, uno de los lugares del mundo en los que más pan se consume.

Uno de los recursos más utilizados es el de culpar al pan de los excesos que muchas personas cometen día a día. Cuando se proponen adelgazar dejan de comerlo, algo que no es una buena idea dado que el pan es uno de los alimentos más necesarios en nuestra dieta.

Por ejemplo, 100 gramos de pan, aportan tan solo 230 calorías. Una persona que tenga un estilo sedentario requiere entre 1.000 y 2.400 calorías al día. Por tanto, el consumo del pan trae consigo una cantidad muy pequeña de calorías. Sobre todo si se tienen en cuenta que dentro de una dieta equilibrada, al menos el 50% de las calorías totales tienen que proceder de los hidratos de carbono.

El pan aporta hidratos de carbono complejos, conocidos como de absorción lenta. También proporciona proteínas de origen vegetal y casi no contiene grasas. No hay que olvidarse de la vitamina B que aporta y diferentes minerales como el potasio, fósforo o el magnesio entre otros.